viernes, 22 de octubre de 2010

Los primeros homínidos I

        Antes de entrar en cada una de las especies propiamente dichas,conviene tener en cuenta una serie de consideraciones que nos ayudarán a entenderlas mejor:
        Los avances en la Biología Molecular nos han permitido comprobar cuál es la especie más próxima a la nuestra basándonos en las diferencias genéticas existentes entre ambas.Esta especie,con la que compartimos un ancestro común,es el chimpancé siendo esta diferencia genética de aproximadamente el 1% entre 30.000 genes .Pero,¿cuándo se separaron las dos líneas evolutivas?.
     Los relojes moleculares miden las tasas de mutación de unos determinados genes,los denominados neutros debido a que en ellos la selección natural no opera ,de manera que ni los elimina ni son favorecidos.Estas mutaciones espontáneas se acumulan a un ritmo constante,por lo que,conocida la distancia genética con los chimpancés (1% aprox.),podemos calcular el tiempo transcurrido desde que nuestros linajes se separaron.Los biologos moleculares han llegado a la conclusión de que esto ocurrió hace entre 6 y 8 millones de años (en adelante m.a.).
       Ahora conocemos los extremos de la cadena, aunque esta sea ,como veremos, un frondoso árbol.Antes incluso de ver el registro fósil y comprobar cómo se han producido cambios anatómicos paulatinos,podemos hacer predicciones a cerca de cómo serían los primeros homínidos.Partiendo desde ese punto ancestral, los primeros homínidos debieran presentar,al menos ,uno de los rasgos que se encuentran en los humanos modernos,no un parecido ,sino una característica que los sitúe dentro de nuestro linaje evolutivo.Las características en las que los científicos centran su interés en estos primeros estadios evolutivos son:

          -Bipedalísmo,o capacidaz de desplazamiento sobre las dos piernas.
          -Forma y tamaño de los caninos y del primer premolar.

      Los humanos somos la única especie de primate que camina sobre las dos piernas (rutinariamente) lo cual hace del bipedalísmo un rasgo obvio a considerar dado que nos diferencia del resto de especies.
      Las diferencias en los dientes son más sutiles,aunque no por ello menos importantes.El paso de grandes y afilados colmillos a caninos pequeños requiere la existencia de etapas intermedias que han quedado patentes en el registro fósil con que contamos actualmente.
   Finalmete,la decisión de si un resto fósil pertenece o no a la familia de los homínidos ,depende del resultado de minuciosas comparaciones de rasgos clave como los mencionados.

   Ahora sí presentamos al primer actor de nuestra historia que,puesto que no es un cuento,debiera comenzar así:
       "Hace mucho tiempo,en una lejana era ancestral ,apareció entre las sombras ..............."

Sahelanthropus tchadensis

                               Sahelanthropus tchadensis
                                                           TM 266-01-060-1

        Con estas siglas alfanuméricas es como se conoce dentro de la comunidad científica al ejemplar tipo de la especie.No se trata de un acertijo,aunque sí de una clave que indica el yacimiento en el que fué hallado junto con otros datos ,como el año de su descubrimiento .Así podemos decir que fué hallado en el yacimiento de Toros Menalla (Chad ,al sur del desierto del Sahara) en el año 2001 por Aounta Djimdoumalbaye pero no se hizo oficial hasta su publicación en la revista "Nature" en el año 2002 por Bernard Wood y Michel Brunet.Desde entonces es conocido mundialmente como "Toumai" si bien no toda la comunidad científica está de acuerdo con que se trate de un homínido.
      El hecho de no haber encontrado restos de las extremidades inferores dificulta notablemente el inferir que fuese bípedo ,no obstante,la posición y orientación del forámen magnum (orificio en la base del cráneo a través del cual pasa la espina dorsal) así lo sugiere.
    Respecto a los caninos,estos son pequeños ,comparados con los de otros simios se entiende.Los premolares inferiores,a su vez ,ya no tienen la función de afilar los caninos/colmillos superiores.
      La fauna fósil hallada junto con Sahelanthropus le confiere una edad estimada de 6-7 m.a. ,antigüedad coincidente con la calculada por los biólogos moleculares para el momento de escisión de nuestro linaje con el de los chimpancés.

3 comentarios:

  1. Es magnífico el dibujo de este "bichothropus" (Es que el nombrecito se las trae, je,je,je), Juan Carlos.

    Un fuerte abrazo y perdona mi ignorancia palentropológica.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísima historia Juan Carlos pero: creo que nunca se pondrán de acuerdo a la hora de determinar ese momento, pues me imagino que sería un proceso extremadamente lento. Me declaro un ignorante en estos temas como Lupus, pero hay una llamada del pasado que me hace mirar para atrás buscando respuestas.
    En el pueblo de al lado de donde vivo; a uno le llaman el eslabón perdido... pero no creo que sea lo que andamos buscando.
    Abrazos
    Potri

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a ambos,Enrique y Potri, por dejaros caer por mi pequeña ventana al pasado.

    -Enrique:La ignorancia es atrevida y así debe de ser.Mira Sócrates ,sin saber nada,dónde llegó con su "ignorancia".Creo que es más acertada tu denominación de "bichothropus",al menos le hace justicia a su aspecto.

    -Potri:yo también me declaro ignorante de estos temas pero me pasa como a Oscar Wilde que "le gustaba hablar de nada porque es de lo único que sabía un poco".La paleoantropología en ocasiones obliga a hablar de nada ,entre comillas,porque son muchas las sorpresas que nos depara el registro fósil.Por cierto,creo que deberíamos echarle un vistazo a tu vecino,por si acaso.

    Un abrazo a ambos,
    Juan Carlos

    ResponderEliminar